Historia de la Porcelana Fría

 

A principios del siglo XVIII, en la ciudad alemana de Meissen, un alquimista encontró en las excavaciones de una tumba, una especie de arcilla blanca con alto contenido de caolín. Comenzó a fabricar pequeñas piezas con esta arcilla y obtuvo resultados muy similares a lo que se conocía como porcelana china.

A mediados de este mismo siglo, en Francia, se creó una producción de porcelana típicamente francesa con un brillo aterciopelado, lográndose  una con gran facilidad la manufacturación de  decoraciones policromadas en flores y pájaros.

La historia de la masa flexible viene por estas fechas, donde los artesanos fueron siempre en busca de un material que se puediera mezclar con  un poco de arcilla blanca logrando bajar sus costos, y afectando lo menos posible su calidad, belleza y durabilidad tal como la porcelana fina que se conocía en aquel entonces.

En Italia, una masa tradicional conocida como Pasta di Venta, lograda en una mezcla de harina, agua y sal; es una tradición en esa parte del continente europeo. Con esta masa, los italianos confeccionaban pequeñas y delicadas esculturas artesanales que hoy conocemos como "Bibel" o "Rococó". A pesar del su oficio que impregnaban a cada pieza, se afectaba la durabilidad. La porosidad de la masa favorecía el deterioro y la tendencia a descomponerse por contener componentes orgánicos lo cual no ayudó a fraguar este arte en aquella época.

Pero fue la insistencia en la búsqueda de un cuerpo ideal para trabajar los objetos, sin preocuparse de que se fueran a romper al día siguiente, la nave que continuó la búsqueda de materiales que podrían ser mezclados con la pasta, como la goma por ejemplo, para dar fuerza y la durabilidad y el canal para recibir ciertos tipos de pintura y acabados brillantes o mate.

Los artesanos de Europa y América Latina llegaron a la maleabilidad de la masa flexible, también conocido como "Porcelana Fría", ya que no es necesario quemar en hornos especiales a temperaturas altas, como la porcelana tradicional.

Como el arte que acompaña a la evolución de la humanidad, la masa flexible se ha convertido en no sólo una expresión artística más. La promoción de eventos para esta categoría de artesanía así como exposiciones y premios han ayudado a convertir esta modalidad en una actividad agradable y rentable, ganando adeptos en muchos países de Europa, Japón y especialmente en el Estados Unidos y América Latina.

En los Estados Unidos son famosas las muñecas de  "Pasta de Sal" siendo esta una de las tendencias que nacieron en la búsqueda de la Porcelana fría. La Pasta de Sal; antecesora de la Porcelana Fría, como comentábamos; es de gran maleabilidad pero carece de consistencia, siendo un punto débil en ella su alto grado de fragilidad.

A pesar de la inspiración europea, el arte de la Porcelana Fría ha ganado fans y un gran desarrollo sobre todo en América Latina (con énfasis en Brasil y Argentina). En los países europeos, sólo en Inglaterra tenemos informes de grupos de los artistas que se dedican a esta técnica los cluales tienen tradicionales reuniones anuales para los debates, exposiciones y premios.

En América, la Porcelana Fría se ha erradicado con mayor fuerza en Argentina, donde hay un gran número de seguidores y artistas que se dedican a ella en todos sus diversos aspectos. Desde Argentina se han expandido sus técnicas a Chile, Perú y Bolivia.

La Porcelana Fría llegó a Brasil en los años 80 y también se conocía como Biscuit, un término francés que significa Porcelana Blanca.

Es lógico consevir que durante la evolución de esta modalidad artística se fueron generando diferentes tendencia y fórmulas en la elaboración de la masa moldeable a emplear, algunas de ellas te las damos a conocer a continuación.

Diferentes tendencias de la Porcelana Fría

En sus inicios se le conocía como Migajón ya que se confeccionaba a base de pan de caja o migas de pan, (el pan que todos conocemos para hacer emparedados o sándwiches) y se hacía poniendo en un recipiente rebanadas de este pan y una cucharada de adhesivo vinílico por cada rebanada, los otros ingredientes con los que se elabora esta fórmula son, una cucharada de limón, una cucharada de glicerina pura y una cucharada de crema suavizante para manos de preferencia con aceite de lanolina, se amasa hasta obtener una pasta firme pero manejable.  Al pasar el tiempo fueron cambiando estas fórmulas y surgió otra pasta, la pasta de sal, que se hacia con harina de trigo, sal (como conservador) y agua; después surgieron un sinfín de cambios para mejorarla hasta que cambió por completo y se obtuvo la pasta que ahora conocemos como porcelana fría. Sus ingredientes principales son el adhesivo vinílicola fécula de maíz, (en lugar de harina de trigo) como resultado una pasta más fina con mayor consistencia, maleabilidad y blancura, entonces se le dio el nombre de PORCELANA RUSA, PASTA FRANCESAPASTA FLEXIBLE, PORCELANICRON, PORCELAINE FROIDE, etc......  Cada artesano fue desarrollando la fórmula y poniéndole sus toques personales y al final fueron nombrandola diferente. Ahora ya se ha generalizado y se le conoce en casi todos los países de habla hispana como PORCELANA FRÍA, y en los paises de habla inglesa (la traducción) COLD PORCELAIN, EN PORTUGUÉS BISCUIT, EN FRANCES PORCELAINE FROIDE.

 Es así que a cualquier tipo de pasta que se puede realizar con adhesivos vinílicos y almidones; ya sean de maíz, papa, yuca, arroz etc., y que combinado con algunos otros ingredientes da como resultado una pasta manejable que no necesita ser horneada, o sea que seca lentamente al aire libre o por deshidratación se conocen como PORCELANA FRÍA. existen innumerables fórmulas con las que se puede hacer porcelana fría a continuación les pondré la fórmula básica y algunas de sus variantes, desde luego que pueden hacer sus propias combinaciones y verán los resultados!

Porcelana fría, con este nombre conocemos a la pasta que está hecha básicamente con:
Algún tipo de almidón,
(de maíz, de arroz, de papa, de yuca, etc.)
Pegamento blanco, cualquier tipo de P.V.A. (por sus iniciales POLI-VINILO DE ACETATO)
Un tipo de conservador,
(vinagre, limón, benzoato de sodio, etc.)
Un suavizante, (glicerina, lociones a base de glicerina)
Para evitar que quede pegajoso algún tipo de aceite (para bebé, mineral, crema a base de algún aceite como lanolina, etc.)
Algún agente para darle mayor cuerpo a la pasta (vaselina, petroleum, etc)

Estos son los ingredientes básicos y principales de la PORCELANA FRÍA, y se le conoce así porque seca al aire libre, no necesita ser horneada, y dependiendo del grosor de la pasta es lo que tarda en secar, además al secar reduce de un 20 a un 40% dependiendo de la cantidad de agua que contenga la pasta, así que si esta "aguadita" reducirá un poco más y también tardara mas en secar.

Algunos de los artesanos de diferentes partes del mundo han agregado o cambiado algunos elementos para hacerla más manejable y algunas veces cambia un poco la consistencia y el resultado de la Porcelana fría.
Pasta Flexible o pasta Francesa,
si utilizas un pegamento que su uso principal es para encuadernación te va a dar como resultado una pasta que al secar queda flexible (no es recomendable para flores)
Porcelanicrón, tiene los mismos elementos básicos pero puedes substituir el aceite por ácido esteárico o estearina.
Porcelana Rusa, tiene los mismos elementos básicos pero puedes agregar 2 cucharadas de porcelanizador para que al secar quede un poco más dura.